Once rincones imprescindibles de Benidorm

La ciudad levantina de Benidorm se ha consolidado como paradigma de urbe creada para el turismo de masas. Pero la coloquialmente apodada como Beni York alberga algo más que hoteles, parques temáticos y ocio nocturno. Merece la pena visitar estos lugares, aunque, eso sí, cabe indicar que durante la época estival se encuentran totalmente abarrotados.

1. Plaza del Castillo.

Se asienta sobre el extremo sur del cerro Canfali, en el lugar donde se erigió el ya desaparecido castillo del siglo XIV.

Canfali
Mirador junto a la plaza del Castillo y, al fondo, la isla de Benidorm.
2. Puerto y cala del Mal Pas.

La construcción del puerto, en la primera mitad del siglo XX, provocó la imprevista acumulación de arena a ambos lados de este, con la consecuente aparición de la cala del Mal Pas y el actual paseo de Colón, donde incluso se construyó sobre el terreno ganado al mar.

Cala del Mal Pas, Benidorm.
Cala del Mal Pas y, detrás, la Iglesia de San Jaime y Santa Ana.
3. Iglesia de San Jaime y Santa Ana.

Data del siglo XVIII, se encuentra entre las plazas de la Señoría y de San Jaime, y fue erigida tras el hallazgo de la Virgen del Sufragio, cuya figura llegó a bordo de una embarcación que iba a la deriva, la cual fue quemada por miedo a que pudiese transmitir alguna enfermedad infecciosa. La figura de la Virgen resistió al calor de las llamas.

Iglesia de San Jaime y Santa Ana (Benidorm).
Iglesia de San Jaime y Santa Ana.
4. Plaza de la Cruz.

Constituye el eje vertebrador, y nexo, entre el casco histórico y la parte moderna de Benidorm. Actualmente, en la plaza hay una palmera de varios brazos en el lugar que ocupó la cruz de término. En torno a esta plaza existen numerosas calles peatonales donde abunda la actividad turística.

5. Paseo de Poniente.

Se encuentra al oeste de Canfali, frente a la playa del mismo nombre. Fue construido recientemente y destaca por sus formas curvadas y su policromía. Asimismo, en esta playa encontramos uno de los únicos manantiales de agua dulce más cercanos a la costa (a tan solo 10 metros), conocido como Les Fontanelles.

Paseo de Poniente (Benidorm).
Playa y paseo de Poniente.
6. Parque de l’Aigüera.

Fue construido en la década de 1980 sobre el lecho del barranco homónimo. Cuenta con dos anfiteatros-auditorios y en su extremo sur se encuentra el moderno edificio acristalado del Ayuntamiento de Benidorm, construido en el año 2003.

Parque de l'Aigüera (Benidorm).
Parque de l’Aigüera.
7. Tossal de la Cala.

Se erige al oeste de la playa de Poniente y alberga un yacimiento arqueológico correspondiente a un fortín bélico romano (en torno al año 77 a. C.) y a un santuario de origen íbero, aunque gran parte de este fue destruido por las diferentes edificaciones modernas.

Tossal de la Cala (Benidorm).
Tossal de la Cala, desde la playa de Poniente.
8. Barranco de Lliriet.

Se encuentra en la pedanía homónima, al noroeste del núcleo urbano y a muy poca distancia de los montes del Puig Campana (Finestrat) y el Ponoig (Polop de la Marina). Cuenta con diferentes manantiales que se utilizaron tanto para la agricultura como para abastecer de agua potable a Benidorm.

9. Torre de les Caletes.

Es una de las torres de vigilancia costera erigidas en el siglo XVI para prevenir posibles ataques de piratas berberiscos. Se encuentra al sur del Parc Natural de la Serra Gelada, aunque no conserva toda su estructura.

Torre de les Caletes (Benidorm).
Torre de les Caletes.
10. Parc Natural de la Serra Gelada.

Se compone tanto de zona terrestre como marítima y comprende, asimismo, la isla de Benidorm y otros parajes en término de l’Alfàs del Pi y Altea. En sus abruptos acantilados y dunas fósiles habitan diferentes endemismos vegetales, además de numerosas especies de aves. En su vertiente oeste encontramos el yacimiento del Abric de la Cantera, cuyos restos corresponden a los más antiguos hallados en Benidorm (entre los años 25000 y 22000 a. C.).

Benidorm y sierra Helada.
Benidorm y Serra Gelada, desde la Torre de l’Aguiló (en término de Villajoyosa).
11. Isla de Benidorm.

Emerge casi en el centro de la bahía del mismo nombre, casi en línea recta al sur del cerro de Canfali. Tiene cierta inclinación y está deshabitada, aunque cuenta con un restaurante que, en la década de 1960, fue la casa del vigilante de la isla. Desde el puerto de Benidorm parten embarcaciones turísticas hacia la isla. La leyenda cuenta que la isla es un trozo del Puig Campana.

Isla de Benidorm.
Isla de Benidorm, desde el paseo de Poniente.

Estos y otros datos interesantes se recogen en el libro Paseos con historia por la costa de Alicante, ya disponible en librerías.

Paseos con historia por la costa de Alicante

18340 views.

Compártelo:

Adán Agulló

Apasionado de la naturaleza y el patrimonio cultural. Técnico Superior en Sistemas de Telecomunicaciones e Informáticos. Autor de libros de viaje y senderismo; el último: «Paseos con historia por la costa de Alicante».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies