Benidorm: de villa pesquera a ciudad de rascacielos

La antigua villa pesquera se convirtió, con el paso del tiempo y tras diferentes proyectos, en el paradigma de ciudad creada por y para el turismo de masas. En la actualidad, Benidorm constituye uno de los primeros destinos vacacionales de España y de Europa, pues aunque no cuenta con grandes atractivos culturales e históricos, dispone de una amplia oferta hotelera y de ocio que satisface tanto a la clase obrera como a las élites.

El origen de tal triunfo —según se mire— en el sector turístico, el cual ha llevado a Benidorm a convertirse en un referente en cuanto a ordenación urbana enfocada a las masas —incluso en invierno, la ocupación hotelera se sitúa por encima del 60%—, hay que buscarlo en la década de 1950. Por aquella época, la II Guerra Mundial acababa de terminar y los europeos, por fin, podían viajar con seguridad a, entre otros lugares, la ansiada costa mediterránea. Francia, Italia y España se convirtieron en los países preferidos para disfrutar de sol y playa, aunque algunos municipios vieron, antes que otros, el potencial que aquello escondía.

Benidorm, aunque no muy bien comunicado (en 1950 no había autopista ni el aeropuerto de Alicante-Elche), comenzaba a recibir turistas británicos y de otros países, además de los españoles. Tal fue el acierto del equipo de Gobierno local, con Pedro Zaragoza al frente, que el Plan General de Ordenación Urbana de 1957 se consideró uno de los más vanguardistas y atrevidos para aquella época, pues estaba enfocado a convertir Benidorm en una gran ciudad turística, con grandes edificios y mucho espacio libre entre estos. El éxito no radicó solo en el citado plan general, pues se llevaron a cabo numerosas entrevistas con diferentes operadores turísticos de varios países, sobre todo de Reino Unido, además de promocionar la propia ciudad en otras tantas naciones, algunas de ellas del continente americano. El éxito de Benidorm como ciudad turística no fue algo fortuito, sino más bien el resultado de una serie de acciones llevadas a cabo para tal fin —aplaudidas por algunos, rechazadas por otros—, así como la apuesta de numerosos inversores en el municipio.

En la actualidad Benidorm cuenta con gente empadronada de más de 120 nacionalidades, pues de los 70000 censados (más o menos), alrededor del 30% son extranjeros. Esto, sumado a los habitantes no empadronados, quienes tienen en el municipio una segunda residencia, y a la oferta hotelera y vacacional —en torno a 40000 plazas en hoteles y unas 12000 en campings— hace que, durante los meses estivales, la ciudad acoja alrededor de medio millón de personas.

La urbe con más rascacielos del mundo, por número de habitantes, está en la Costa Blanca y constituye un importante motor económico. Paraíso para algunos, enjambre de hormigón para otros; pero referente en cualquier caso.


Estos y otros datos interesantes se recogen en la guía turística Paseos con historia por la costa de Alicante, disponible en librerías y online.

Artículo leído 2895 veces.

Compártelo:

Adán Agulló

Apasionado de la montaña, el senderismo y el patrimonio cultural. Autor de los libros Sendas y Leyendas de Alicante, Rutas con historia por el entorno de Elche y Paseos con historia por la costa de Alicante.

Deja un comentario en: “Benidorm: de villa pesquera a ciudad de rascacielos

  • 16 febrero, 2016 en 08:50
    Permalink

    En efecto, estoy de acuerdo, pues parece poco discutible, que Benidorm crea muchos y necesarios puestos de trabajo. Es un argumento irrefutable, y merece reconocerse su mérito. Ahora bien, que presenten una candidatura a Patrimonio de La Humanidad, me parece un ejemplo más del escaso nivel cultural de nuestro país. Como mínimo, poco serio y respetuoso a los valores universales que se aprecian con este galardón de la UNESCO.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¿Aún no tienes la guía Paseos con historia por la costa de Alicante?

¡Disponible online desde 5,95 €, y en librerías desde 12 €!