Okavango: un inmenso oasis en el desierto del Kalahari

En el norte de Botsuana mueren las aguas del río Okavango, formando uno de los deltas interiores más extensos del mundo.

En medio del fascinante continente africano, se encuentra un reciente Patrimonio de la Humanidad y una de las Siete Maravillas Naturales de África. El delta del Okavango recibe las aguas del río homónimo que, tras su nacimiento en Angola, atravesar Caprivi (Namibia) y recorrer unos 1000 kilómetros, desemboca en una cuenca endorreica, la cual también retiene el agua de lluvia. Por tanto, no se trata de un delta fluvial, sino de un gran cono de deyección en forma de abanico, situado en mitad del desierto del Kalahari.

Atardecer en el delta del Okavango.

El delta del Okavango ocupa normalmente una extensión de unos 15000 kilómetros cuadrados, que en época de lluvias puede alcanzar los 22000. Entre la variada fauna de la región, destaca una población de leones nadadores, los cuales se ven obligados a penetrar en las zonas inundadas para cazar a sus presas. Asimismo, durante la época de inundaciones, en el delta se crea una de las concentraciones de vida salvaje más importantes de África. Además, en torno al delta del Okavango habitan personas de cinco grupos étnicos, cada uno con sus costumbres e idioma.

Imagen principal del artículo: Wikipedia.

Compártelo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies