El fatídico día que reventó el pantano de Puentes (Lorca)

Un total de 608 personas perdieron la vida tras la rotura del Pantano de Puentes, ocurrido en los albores del siglo XIX.

A las tres de la tarde del domingo 30 de abril, del año 1802, ocurrió una catastrófica tragedia hídrica en la Región de Murcia, cuando las castigadas compuertas de madera del pantano de Puentes (Lorca) no aguantaron, por más tiempo, la gran presión de las aguas retenidas.

El barrio lorquino de San Cristóbal sufrió, de lleno, la embestida de la furiosa avenida de agua, mezclada con rocas, barro y vigas, que en menos de una hora arrasó todo cuanto se encontró a su paso, incluyendo 608 vidas humanas (se cree que fueron más, debido a que no se hallaron algunos cuerpos). El desastre también se llevó por delante 1800 viviendas y una importante extensión de tierras agrícolas.

Según los expertos, la rotura de este pantano era cuestión de tiempo, pues ya durante la construcción se observaron numerosas deficiencias que los responsables de la obra omitieron, pese a las advertencias de diferentes informes no favorables, en los que se indicaba el gran peligro de construir una presa en un terreno arenoso e inestable.

Compártelo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies