Trucos para viajar barato esta primavera

Trucos para viajar barato esta primavera

Tras dos años de restricciones, la primavera de 2022 será la primera en la que podremos aproximarnos a la vida prepandemia. Los amantes de viajar lo sabemos bien y estamos deseando hacer las maletas y embarcarnos hacia un nuevo destino. Sin embargo, el levantamiento de restricciones tendrá numerosos efectos, algunos de los cuales nos perjudicarán.

Así, esta primavera los planes turísticos serán increíblemente cotizados. Como consecuencia, los chollos que muchos hoteles y restaurantes estaban publicando durante los últimos años se acabarán y, de hecho, estos negocios aumentarán sus precios. Si a ello le sumamos la inflación y otros contratiempos, el aparente optimismo se desmorona.

Pese a todo lo anterior, todavía existen maneras de viajar económicamente y ahorrar hasta el último céntimo esta primavera. En este post te traigo algunas de ellas. ¡Empezamos!

Ofertas y descuentos

En primer lugar, es importante intentar ahorrar al máximo en las reservas y aprovechar los descuentos que podemos encontrar por internet. Aunque no parezca importante, lo cierto es que podemos evitar gastar mucho dinero si sabemos dónde y cómo buscar.

Descuentos y chollos en las reservas

Existen multitud de páginas web que ofrecen descuentos y oportunidades a la hora de reservar estancias en hoteles. Por ejemplo, los viajes en Buscounchollo incluyen tanto ciudades nacionales e internacionales como estancias en hoteles de cinco estrellas o reservas en alojamientos más asequibles. En cualquier caso, estas páginas web ofertan estancias en hoteles o viajes completos a un precio menor de lo que podemos encontrar en otros portales de internet. Por lo tanto, son una alternativa perfecta a la hora de conseguir alojamiento.

Aerolíneas económicas o destinos no planeados

Las aerolíneas low-cost suelen publicar en sus páginas web destinos a un precio sumamente económico. Algunos de estos destinos son Marrakech, Bruselas, Oporto, etc. La mayoría de los destinos son ciudades turísticas que cuentan con una buena conexión con el aeropuerto. Si ya has visitado las ciudades, siempre puedes aprovechar el viaje para alquilar un coche o moverte por el propio país. Recuerda que estos billetes de avión no son usuales.

Hostels o AirBnb

Algunas personas no tienen problema a la hora de compartir alojamiento con otros turistas o alojarse en la vivienda de un inquilino para ahorrar una cantidad de dinero. Esta opción es increíblemente económica y supone un ahorro elevado, ya que en muchos destinos (París, Londres, Roma…) conseguir hoteles céntricos requiere un gran desembolso. Además, dentro de los AirBnB o hostels existen diversas categorías, algunas de las cuales incluyen baño propio o grupal, habitaciones individuales o comunes o incluso zonas para compartir o uso privado.

Organización y selección

En otros casos, el ahorro económico no depende tanto de realizar una buena búsqueda por internet o apostar por ciertas páginas web. En estos supuestos, lo importante es organizar bien el viaje y saber cuándo, cómo y hacia dónde viajar.

Evitar la temporada alta y los fines de semana

Al igual que ocurre en nuestro país, los destinos se encarecen cuanto mayor es la demanda por parte de los turistas. Esto significa que algunas ciudades o países son más económicos en ciertos meses del año o días de la semana. Por ejemplo, alojarse en zonas costeras en verano es prácticamente imposible, algo que no ocurre en ciudades del interior en la misma temporada. Asimismo, los días de diario los viajes y las estancias en hoteles son más económicos que durante los fines de semana. Ello se debe a la alta demanda de estos días.

Evita pagar por el equipaje

Aunque depende de la extensión de la excursión, ahorrar dinero implica evitar gastos innecesarios. Así, a la hora de viajar debes ser lo más exhaustivo posible, calculando la ropa que vas a llevarte y cómo puedes combinarla entre sí. Además de conservar dinero, evitar facturar equipaje permite ahorrar tiempo y poder comprar recuerdos o prendas en los destinos. De hecho, los especialistas en viajar recomiendan elaborar un listado de cada día para planear la ropa de lo que dispondremos.

Información sobre el destino

Suele decirse que la información es poder, y los que amamos viajar podemos corroborarlo. Como es lógico pensar, en los destinos turísticos los bares, restaurantes y comercios subsisten gracias a la llegada de extranjeros. Ello provoca que en muchos lugares, especialmente en el centro de las urbes, encontremos precios inflados o algo elevados.

Así, a la hora de viajar a un destino es aconsejable informarse sobre el mismo, las zonas de moda o turísticas y los lugares que suelen frecuentar los locales. En caso de no disponer de demasiado presupuesto para el viaje, cabe la opción de comprar comida en un supermercado local y desechar comer en restaurantes o bares.

Poner un límite

Por último, aunque los viajes están para disfrutar, si quieres contener el gasto debes calcular el presupuesto del que dispones y cuánto dinero puedes gastar. Este cálculo debe realizarse antes del viaje para, a ser posible, llevar el dinero. Pese a ello, en el presupuesto habría que incluir cierta «flexibilidad» ante gastos inesperados o recuerdos para seres queridos.