Aitana entre las nubes desde la fuente de Partagat

Con 1557 metros de altitud, la rocosa sierra de Aitana constituye el punto más elevado de la provincia de Alicante y, en consecuencia, uno de los lugares clásicos del senderismo en el sureste peninsular.

El punto de partida se sitúa en el área recreativa de la Font de Partagat, a la cual se puede llegar fácilmente desde Benifato y, a este, desde la CV-70 (La Nucía – Guadalest – Benimantell – etc). Desde el camino asfaltado, que une el pueblo con el merendero, se observa una espectacular panorámica de la vertiente septentrional de la sierra de Aitana.

Sierra de Aitana, vista desde Guadalest.

La ruta, de unos 10 km (alrededor de unas 4 horas y media), comienza en la pista forestal que encontramos a la izquierda de la Font de Partagat y, más adelante, enlaza con un sendero. Hay marcas del PR-CV 21, aunque solo las seguimos hasta la Font de la Forata. En nuestro caso decidimos subir por un pedregal (el Cantalar) situado al suroeste del área recreativa, el cual es atravesado por la mencionada senda. Ya en la senda, el itinerario está bastante claro: seguimos la senda más marcada, siguiendo las marcas de PR y siempre en ascenso; la parte alta de Aitana queda a la izquierda, en todo momento.

El nogal que da nombre a la Font de l’Anouer.

Antes de llegar a la Font de la Forata —la situada a mayor altitud de la provincia de Alicante, a unos 1380 msnm— pasamos por la Font de l’Anouer, junto a la cual hay un pequeño estanque rectangular. Frente a la de la Forata encontramos un antiguo pozo de nieve. En este punto comienza la zona de bosque y se extiende hacia el oeste, aunque nosotros dejamos este a nuestra espalda para continuar, por senda, hacia el Passet de la Rabosa, con la parte más alta de Aitana, ahora, a nuestra derecha.

Sendero botánico del Passet de la Rabosa.

Para llegar al citado paso —es necesario estar ágil para treparlo— hay que superar una pequeña zona de rocas desprendidas. Simplemente hay que seguir las marcas de PR y, en pocos minutos, llegamos a las increíbles Simas de Partagat —unas increíbles grietas abiertas en lo alto de la sierra que, a muy largo plazo, aumentarán hasta provocar el desprendimiento de los gigantescos bloques rocosos—.

Passet de la Rabosa.

En la zona de simas nos dirigimos a una pequeña hondonada, siguiendo una senda algo imperceptible, pero que se adivina. Encontramos un cartel con indicaciones de Benifato, aunque, en primer lugar, nos dirigimos hacia la parte más alta de la sierra (hacia el oeste, es decir, hacia las antenas).

Font de la Forata.

El punto más alto, situado a 1557 msnm, se encuentra en el interior de un recinto militar (Acuartelamiento Aéreo), en el cual opera el Escuadrón de Vigilancia Aérea nº5, por lo que nos limitamos a coronar la peña Forata (1549 msnm), accesible a excursionistas, situada junto al cercado del recinto, en su extremo este.

Ponoig y Puig Campana, vistos desde la sierra de Aitana.

Desde este punto, regresamos sobre nuestros pasos hasta el indicador de Benifato (junto a las simas) y lo seguimos, con los acantilados a nuestra izquierda y el Ponoig, Puig Campana y mar Mediterráneo frente a nosotros. Pasado un buen rato llegamos al collado de Tagarina, el cual cruza un camino por el que descendemos hacia la izquierda, siguiendo las marcas del PR-CV 10, hasta llegar a la Font de Partagat, donde termina la ruta.

23007 views.

Compártelo:

Adán Agulló

Apasionado de la montaña, el senderismo y el patrimonio cultural. Autor de los libros Sendas y Leyendas de Alicante, Rutas con historia por el entorno de Elche y Paseos con historia por la costa de Alicante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies