La sangre genovesa de la costa de Alicante

Varios municipios del litoral peninsular revelan, mediante los apellidos heredados, las raíces genovesas de muchos de los actuales habitantes de lugares como Santa Pola, Torrevieja, Alicante y, cómo no, de la isla de Nueva Tabarca.

Tan solo hay que remontarse poco más de dos siglos atrás en el tiempo, para dar con quienes trajeron la sangre genovesa a la costa alicantina, así como a otros puntos de las costas de Murcia y Andalucía. En gran parte, el origen de la situación actual hay que buscarlo en la piratería, que asolaba el mar y la costa mediterránea hacia, sobre todo, los siglos XV y XVI. Los corsarios norteafricanos, además de asaltar y saquear embarcaciones y poblaciones de la costa, capturaban a quienes se encontraban en estas y, posteriormente, los vendían en el continente africano, como esclavos.

Entre las diferentes acciones llevadas a cabo por el monarca Carlos I de España para debilitar las fuerzas piráticas, se hizo con el control de lugares como la isla tunecina de Tabarka, a mediados del siglo XVI, y estableció una fortaleza sobre la que ondeaba la bandera española, aunque arrendó la isla a la acaudalada familia genovesa de los Lomellini. Estos la colonizaron con trescientas familias procedentes de Pegli (junto a Génova, al noroeste), que se dedicaron a la recolección de coral, aunque con el paso del tiempo la pequeña isla se fue superpoblando y el coral fue desapareciendo. La Corona española dejó a los Lomellini y a los tabarkinos a su suerte, y aunque estos rindieron pleitesía a Túnez, a mediados del siglo XVIII fueron capturados para, pocos años más tarde, ser vendidos como esclavos a Argel.

Tabarka
La Tabarka tunecina del siglo XVII (autor desconocido).

Algunos de estos tabarkinos fueron rescatados, previo pago, por el rey de Cerdeña, Carlo Emanuele III, y conducidos a la isla de Sant’Antioco, donde fundaron el municipio de Calasetta. Algunas décadas antes —aún libres—, muchos tabarkinos habían sido llevados a la isla deshabitada de San Pietro (junto a la de Sant’Antioco), donde fundaron Carloforte. El por entonces monarca español, Carlos III, haría lo mismo que su homólogo sardo, unas dos décadas más tarde. Así, en una primera expedición rescató, mediante pago e intercambio de esclavos, a un millar de cautivos en Argel, entre los que había españoles y tabarkinos, y los desembarcó en el puerto de Cartagena. Un año más tarde, en una segunda expedición, rescató a unos trescientos tabarkinos igualmente cautivos en Argel, quienes desembarcaron en el puerto de Alicante. Estos últimos fueron conducidos, un poco más tarde, a la entonces deshabitada isla Plana de San Pablo, que pasaría a llamarse isla de Nueva Tabarca. Los de la primera expedición se quedaron, según algunos investigadores, en Cartagena y en la explotación salinera de la Torre de La Mata, que más tarde se trasladaría a la Torre Vieja para constituir, a principios del siglo XIX, el municipio de Torrevieja.

Nuevo Tabarca
Isla de Nueva Tabarca (mayo de 2016).

Las penurias y miserias sufridas por los nuevos habitantes de la isla de Nueva Tabarca provocaron, en pocos años, la emigración de muchos vecinos a lugares de la costa como Alicante, Santa Pola o Torrevieja. Hoy, los descendientes de aquellos primeros tabarkinos —descendientes, a su vez, de genoveses— se reparten por todo el litoral de la provincia de Alicante e, incluso, algunos han emigrado a otros puntos de la Península y del globo. Si alguno de vuestros apellidos (o de vuestros antepasados) es Manzanaro, Pitaluca, Ruso, Chacopino, Luchoro o Chapaprieta (entre otros), es más que probable que vuestras raíces sean genovesas.


Estos y otros datos interesantes se recogen en el libro Paseos con historia por la costa de Alicante, ya disponible en librerías.

Paseos con historia por la costa de Alicante

82618 views.

Compártelo:

Adán Agulló

Apasionado de la montaña, el senderismo y el patrimonio cultural. Autor de los libros Sendas y Leyendas de Alicante, Rutas con historia por el entorno de Elche y Paseos con historia por la costa de Alicante.

8 thoughts on “La sangre genovesa de la costa de Alicante

  • 25 mayo, 2019 en 11:36
    Permalink

    Me apellido ruso.la familia de mi madre de tabarca,de joven muchos veranos allí.
    Fantásticos!,,

    Responder
  • 2 junio, 2017 en 23:53
    Permalink

    Mi abuelo nació en Tabarca y se apellidaba Chacopino Ruso.
    Vino a Canarias y conoció a mi abuela ,con la que se casó.

    Responder
  • 17 mayo, 2016 en 01:20
    Permalink

    Mis padres son de allí yo soy manzanaro chacopino

    Responder
  • 16 mayo, 2016 en 19:46
    Permalink

    Curioso. Cuando estuve en Génova me dijo un lugareño: “Vas a probar algo que no has probado nunca. Esto solo lo hacemos aquí: la focaccia”. Cuando lo probé le dije: “¿Tú estás seguro de lo que dices? Esto es la torta de sal de mi abuela” 😀

    Responder
  • 15 mayo, 2016 en 01:12
    Permalink

    Muy, pero que muy interesante

    Responder
  • 12 mayo, 2016 en 16:37
    Permalink

    Muy interesante, muchas gracias por la información.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies