Torres vigía (Alicante): cuando el peligro acechaba

Son numerosas las torres vigía que existen, o existieron, tanto en la costa de la provincia de Alicante como en otros puntos ubicados más hacia el interior, cercanos a municipios. Algunas de estas torres, como la Torre de Ressemblanc (Elche), la de l’Aguiló (Villajoyosa) o la del Cap d’Or (Teulada-Moraira) se han mantenido en pie con el paso de los años, gracias a diferentes trabajos de mantenimiento y restauración. No tuvieron la misma suerte la torre Bombarda (Serra Gelada, Alfaç del Pi) o la de la Atalayola (Santa Pola): de la primera, ubicada junto al Faro de l’Albir, solo queda la base; la segunda, aunque sigue en pie, no es fácilmente reconocible, ya que se reconvirtió en el actual Faro de Santa Pola.

DSCN3574 hdr
Torre de l’Aguiló (La Vila Joiosa), antes de ser restaurada.

Un gran número de torres vigía del interior de Alicante fueron erigidas hacia el siglo XV para establecer una línea de vigilancia y alarma, previa a la muralla de los municipios. Las Torres de la Huerta de Alicante son un claro ejemplo de torres vigía de interior, y en la actualidad se conservan muchas de estas, como las torres de Ferrer, Sarrió, de Rejas y de la Santa Faz, entre otras. Posteriormente, en el siglo XVI, se comenzaron a construir torres defensivas en puntos cercanos a la costa, tanto de Alicante como de la Región de Murcia, Almería y Málaga, por orden de Carlos I, para defender la costa mediterránea de los ataques de los piratas berberiscos. Más tarde, hacia mediados del mismo siglo, el rey Felipe II, hijo de Carlos I, tomó el relevo para continuar construyendo edificios defensivos por el litoral mediterráneo. Estas nuevas torres, las costeras, se podían comunicar mediante señales de humo, por el día, y almenaras, durante la noche, con las torres del interior, alertando a los cristianos sobre el inminente ataque de piratas, permitiéndoles refugiarse intramuros o en los edificios fortificados. Entre las torres de costa destacan algunas como la Torre del Gerro (Dénia), la Torre d’Escaletes (Santa Pola) o la Torre del Moro (Torrevieja), entre otras.

SAM_5390
Torre de les Escaletes (o d’Escaletes) (Santa Pola), antes de su restauración.

En la actualidad existen unas pocas torres abiertas al público, como la Torre de los Vaíllo, en Elche, la cual fue construida entre los siglos XV y XVI. Afortunadamente, ha sido restaurada en los últimos años y actualmente se encuentra habilitada para recibir visitas, de forma gratuita, los domingos por la mañana.

Muchas de estas torres se encuentran descritas en los libros Paseos con historia por la costa de Alicante y Rutas con historia por el entorno de Elche.

3423 views.

Compártelo:

Adán Agulló

Apasionado de la montaña, el senderismo y el patrimonio cultural. Autor de los libros Sendas y Leyendas de Alicante, Rutas con historia por el entorno de Elche y Paseos con historia por la costa de Alicante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies