Castillo de Guardamar del Segura: historia y visita

Castillo de Guardamar del Segura: historia y visita

El Castillo de Guardamar quedó en ruinas, tras una serie de terremotos ocurridos en 1829.

Declarado Bien de Interés Cultural en 1985, el Castillo de Guardamar se puede visitar actualmente y se conserva, parcialmente, gracias a diferentes trabajos de restauración. El interior del recinto está hoy exento de edificios, aunque cuenta con una gruesa muralla y diferentes torres.

¿Dónde está el Castillo de Guardamar del Segura?

El Castillo de Guardamar del Segura se encuentra sobre un pequeño cerro, a 64 metros de altitud, al oeste inmediato del actual núcleo urbano del municipio.

Hasta principios del siglo XIX, el mismo castillo albergaba una ciudadela, donde había numerosas casas. Tras una serie de terremotos ocurridos en la primera mitad del citado siglo, Guardamar fue reconstruido al este del castillo, a los pies del cerro.

Muralla del Castillo de Guardamar del Segura.
Muralla del Castillo de Guardamar.

Historia del Castillo de Guardamar

Tal como ocurre con numerosas fortalezas cristianas, el Castillo de Guardamar fue construido donde, tiempo atrás, se erigieron otros asentamientos de civilizaciones pasadas.

En el caso de Guardamar, en el cerro del castillo se han hallado, hasta el momento, restos que se remontan a la Edad del Hierro, datados hacia el siglo VIII a.C.. Además, en el mismo lugar se hallaron vestigios de origen fenicio, íbero, romano y, por útlimo, árabe, de cuya época sería la anterior fortaleza (siglo XII), sobre los restos de la cual se habría construido el Castillo de Guardamar.

En el siglo XIV, el rey castellano Alfonso X el Sabio fundó el Castillo de Guardamar del Segura, tras la Conquista Cristiana, con dos espacios bien diferenciados. La fortaleza se encontraba en la parte más alta y, en la parte inferior y al norte, se encontraba la ciudadela, sobre un extensión más grande y con plaza mayor, ayuntamiento, iglesia y diferentes viviendas.

Castillo de Guardamar (ilustración)
Ilustración de la ciudadela y Castillo de Guardamar.

A partir del siglo XV, la villa de Guardamar comenzó a crecer extramuros, es decir, fuera de la ciudadela y hacia el norte de esta. El conjunto del recinto se vió sometido a diferentes modificaciones en siglos posteriores, aunque finalmente tuvo que ser abandonado, tras los terremotos ocurridos durante la segunda década del siglo XIX.

Ya en el año 1802 se registró un seísmo destacable, y en años sucesivos continuaron ocurriendo, sobre todo en 1823, 1828 y, los más graves, en 1829. El 21 de marzo de ese año, un terremoto de magnitud 6,6 sacudió diferentes municipios de la comarca de la Vega Baja, causando numerosos fallecidos, sobre todo en Almoradí.

Guardamar no se vio tan afectada en este primer seísmo, aunque finalmente sucumbió al terremoto ocurrido dos días después, el 23 de marzo de 1829, que también afectó a San Fulgencio.

Castillo de Guardamar.
Castillo de Guardamar en el año 1902 y, al pie, el ingeniero forestal Ricardo Codorniu.

El Castillo de Guardamar y su ciudadela quedaron en estado de ruina y, desde entonces, se abandonó el recinto. Se eligió un nuevo emplazamiento para reconstruir el núcleo urbano, que estaría situado en la parte de levante del castillo, bajo el cerro.

Actualmente, del Castillo de Guardamar podemos ver las robustas murallas y torres restauradas, gracias a diferentes trabajos de consolidación y conservación realizados en las últimas décadas.

El interior del recinto es hoy una amplia explanada, sin edificios, donde se siguen realizando excavaciones arqueológicas para conocer mejor este importante monumento de Guardamar.

Visita al Castillo de Guardamar

Debido a la crisis sanitaria, el Castillo de Guardamar y el Museo Arqueológico de Guardamar, así como la Casa-Museo del Ingeniero Forestal Francisco Mira y Botella, pueden tener un horario diferente o, incluso, permanecer cerrados.

Se recomienda, antes de desplazarnos a Guardamar para visitar estos lugares, llamar a la oficina de turismo para conocer el horario y/o posibles cierres temporales. El número de teléfono es el siguiente: 965 72 44 88.

En caso de poder visitar el Castillo de Guardamar, merece la pena tanto rodear el recinto, para ver la muralla desde el exterior, como acceder a la explanada del castillo. Desde esta se observa una perfecta panorámica de la población, la extensa pinada, el mar Mediterráneo y la desembocadura del río Segura.

Además, para conocer con detalle la historia del castillo, así como de otros rincones del municipio, es totalmente aconsejable visitar el Museo Arqueológico de Guardamar (MAG). Entre otras piezas, en el museo se exponen algunos exvotos de terracota, de origen íbero, hallados en el Castillo de Guardamar.

Vista desde el Castillo de Guardamar.
Vista desde el Castillo de Guardamar.

Paseos con historia por la costa de Alicante

Lugares como el Castillo de Guardamar se muestran en la guía que publicamos desde Sendas y Leyendas en el año 2017, Paseos con historia por la costa de Alicante. Se divide en 3 tomos, con propuestas de rutas culturales por los núcleos urbanos de la costa, así como por espacios naturales de los alrededores.

Más info y/o comprar.

Paseos con historia por la costa de Alicante

Enlaces de interés:
8 sitios fundamentales que ver en Guardamar del Segura.
Los yacimientos de Guardamar que conservaron las dunas.
Guardamar, o cómo hacer frente a seísmos y dunas móviles.

Compártelo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies