Chozas y arqueología en la peña Negra de Crevillent

En el lugar se erigía, según se cree, la ciudad protohistórica de Herna, una de las más importantes de la Península.

A muy poca distancia del núcleo urbano de Crevillent (Alicante), hacia el norte, encontramos el interesante yacimiento arqueológico de peña Negra. Según las excavaciones e investigaciones llevadas a cabo por el equipo de Alberto J. Lorrio, de la Universidad de Alicante, los restos corresponderían a la antigua e importante ciudad de Herna, amurallada y con una extensión de unas 40 hectáreas, que se repartía en diferentes terrazas. Esta, además, habría estado en contacto comercial con algunos asentamientos fenicios del sureste peninsular, lo cual atestiguan los numerosos restos hallados en la peña Negra.

Una parte del yacimiento arqueológico de la ciudad de Herna (peña Negra).

En el mismo lugar se observa, asimismo, alguna de las setenta chozas (o xosses) que Raúl Polo Juan y Vicente Fuentes Fuster catalogaron en el término crevillentino. Estas estructuras rústicas, construidas en piedra seca, tienen un origen más actual (siglos XIX y XX) y eran utilizadas por picapedreros, pastores y agricultores como refugio temporal. En general, son de pequeñas dimensiones, de planta circular y de techo abovedado. En la actualidad se conservan una treintena de chozas en buen estado —una de estas, integrada en una vivienda— y, ocasionalmente, son utilizadas por excursionistas y cazadores como refugio, ante las inclemencias del tiempo.

Puntal de Matamoros (789 msnm), en la parte oriental de la sierra de Crevillent.

Este interesante patrimonio histórico y arquitectónico, ubicado al sureste de la sierra de Crevillent, se puede visitar y conocer realizando una sencilla y corta excursión desde el acueducto conocido como els Pontets. Desde el mismo punto, además, parten algunas rutas de pequeño recorrido, a través de las cuales se pueden conocer diferentes e interesantes rincones del entorno. A pocos minutos, tras el inicio del PR-CV 109, se encuentra la peña Negra; esta ruta de 13 kilómetros asciende, además, a la cumbre de la sierra, conocida como la Vella (838 msnm). La anterior ruta enlaza en varios puntos con el PR-CV 108, de unos 17 kilómetros y no menos interesante, pese a no coronar la sierra. Como siempre, es recomendable estudiar el itinerario antes de realizar cualquier ruta y, ante la duda, lo mejor es regresar por el mismo camino. En el caso de esta zona, existen numerosas sendas que se entrecruzan. No todas están señalizadas con marcas de PR, y algunos postes indicadores han perdido los paneles de dirección.

 

4428 views.

Compártelo:

Adán Agulló

Apasionado de la montaña, el senderismo y el patrimonio cultural. Autor de los libros Sendas y Leyendas de Alicante, Rutas con historia por el entorno de Elche y Paseos con historia por la costa de Alicante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *