Vall de Laguar: guía útil de fin de semana

¿Qué es La Vall de Laguar?

La Vall de Laguar es un municipio de la provincia de Alicante, compuesto por los pequeños núcleos de Fontilles, Campell, Fleix (donde se encuentra el ayuntamiento) y Benimaurell. La Vall de Laguar tiene una altitud media de 450 metros sobre el nivel del mar, ocupa una extensión de casi 30 kilómetros cuadrados y cuenta con unos 820 vecinos.

¿Dónde está La Vall de Laguar?

La Vall de Laguar se encuentra en la comarca alicantina de la Marina Alta, junto al abrupto barranco del Infierno (o barranc de l’Infern) a unos 40 minutos de Dénia y a muy poca distancia de la provincia de Valencia. Fontilles es el primer núcleo que encontramos, si llegamos a La Vall de Laguar desde la costa. A continuación aparecen Campell (o Poble de Baix), Fleix (o Poble d’Enmig) y, por último, Benimaurell (o Poble de Dalt).

¿Por qué hay que visitar La Vall de Laguar?

La Vall de Laguar recibe su nombre, según se cree, por las numerosas cuevas que contiene este escarpado valle, pues Laguar derivaría del topónimo árabe al-Agwar, cuyo significado es las cuevas. En La Vall de Laguar encontramos una de las rutas de senderismo más exigentes de Alicante, que cruza en varias ocasiones el barranco del Infierno, señalizada como PR-CV 147 y conocida como Catedral del Senderismo. Este valle del interior de Alicante no destaca por sus bosques, sino por los paisajes que este vertiginoso barranco dibuja en el entorno. Además, en La Vall de Laguar predomina el cultivo de la cereza, que cuenta con el sello de denominación de origen Cireres de la Muntanya d’Alacant (Cerezas de la Montaña de Alicante).

¿Cuándo ir a La Vall de Laguar?

Debido al generoso clima de la costa mediterránea, La Vall de Laguar se puede visitar casi en cualquier época del año, aunque existen ciertas fechas destacadas que podemos aprovechar para visitar el valle.

  • Floración de los cerezos: En primavera podremos observar los numerosos cultivos de cerezos en flor y, además, es una buena época para realizar rutas de senderismo por la zona.
  • Fiestas patronales:
    • 17 de enero, San Antonio Abad (paella popular).
    • 19 de marzo, San José (coca maría típica y chocolate).
    • 17 de mayo, San Pascual (gran comida y cena).
    • Del 25 al 27 de julio, fiestas en Campell.
    • 31 de julio, fiestas en Fontilles.
    • Del 22 al 24 de agosto, fiestas en Benimaurell.
    • Primeros de septiembre, fiestas en Fleix.
    • Más información sobre las fiestas (lavalldelaguar.es).

¿Cómo llegar a La Vall de Laguar?

La forma más rápida de llegar a La Vall de Laguar desde Valencia o Alicante es por la autovía de peaje AP-7, más un último tramo de carretera comarcal. Desde Valencia hay unos 120 kilómetros de distancia, es decir, en torno a 1 hora y 40 minutos. Desde Alicante son unos 100 km, que viene a ser alrededor de 1 hora de viaje.

Si queremos evitar el peaje, desde Valencia tardaremos unas 2 horas. Desde Alicante el viaje durará en torno a 1 hora y 45 minutos. Según Fomento, la AP-7 dejará de tener peaje a finales del año 2019, por lo que el 1 de enero de 2020 ya se podrá transitar gratis por la Autopista del Mediterráneo (ver noticia en El País).

¿Qué ver en La Vall de Laguar?

1. Sanatorio de Fontilles.

Es también conocido como Sanatorio de San Francisco de Borja y, desde su apertura en el año 1909, atiende a enfermos de lepra de toda España. El conjunto del sanatorio ocupa una extensión de 70 hectáreas y se caracteriza por la variedad de servicios que originalmente ofrecía, como si de una pequeña ciudad amurallada se tratase. Cómo llegar al Sanatorio de Fontilles.

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de HouseDoctorCostaBlanca (@housedoctorcostablanca) el

2. Castillo de La Vall de Laguar.

Es también conocido como Castellet de la Plana o Castell de les Atzavares (Castillo de las Adzaharas), y de este solo quedan escasos restos de las murallas. Su origen parece remontarse a época de dominación islámica y debió ser una pequeña fortificación rectangular, compuesta por dos recintos. El castillo se encontraba junto a un acantilado en el cerro (o tossal) de El Castellet, muy cerca y al norte de Fontilles. Se puede llegar a los restos del castillo a través de una ruta circular de senderismo de unos 8 kilómetros, desde Fontilles, como se puede ver en este enlace de wikiloc.

3. Campell, Fleix y Benimaurell.

Merece la pena dar una paseo por cada uno de estos pequeños pueblos situados junto al barranco del Infierno que, junto con Fontilles, constituyen el municipio de La Vall de Laguar.

  • Campell: Es también conocido como Poble de Baix (pueblo de abajo) y cuenta con unos 300 habitantes censados. Su Iglesia de Santa Ana data del año 1704.
  • Fleix: En este núcleo de casas se encuentra el Ayuntamiento de La Vall de Laguar. Fleix es también conocido como Poble d’Enmig (pueblo de enmedio), cuenta con unos 200 habitantes y se erige en torno a la Iglesia de Santa Teresa y San Pascual, construida en el año 1730.
  • Benimaurell: Es también conocido como Poble de Dalt (pueblo de arriba), cuenta con unos 260 habitantes y está presidido por la Iglesia de los Santos Cosme y Damián, cuyo origen se remonta al siglo XVI.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Juanvi (@juanvi53) el

4. Torre de la Casota.

La Torre de la Casota se encuentra a muy poca distancia de Campell y, originalmente, fue contruida como torre defensiva hacia el siglo XII. En la actualidad se pueden ver los restos parciales de esta torre de planta rectangular, de tipo militar y de unos 10 metros por 7 metros de base. Se cree que fue construida en época almohade para controlar y frenar el avance de las tropas cristianas.

5. Ermitas e iglesias.

  • Ermita de San José. Se encuentra a medio camino entre Campell y Fleix. En su interior se encuentra la imagen de San José.
  • Iglesia de Santa Ana, en Campell. Es de planta rectangular, con cubierta a dos aguas, nave con bóveda de cañón y pasillos laterales con capillas.
  • Iglesia de Santa Teresa y San Pascual, en Fleix. Modesto templo religioso de una sola nave, de planta rectangular, con cubierta a dos aguas y capillas laterales.
  • Iglesia de los Santos Cosme y Damián, en Benimaurell. Iglesia de una sola nave, de planta rectangular, con cubierta a dos aguas y capillas laterales, las actuales datadas en el siglo XVIII.

6. Cerezos en flor.

Una de las épocas más aconsejables para visitar La Vall de Laguar es durante la primavera, debido a que en esta estación se produce la espectacular floración de los cerezos, que un poco más tarde dan lugar al intenso color rojizo de las cerezas, las cuales cuentan con el sello de denominación de origen Cerezas de la Montaña de Alicante. Desde hace algunos años, la producción y venta de la cereza ha disminuido en La Vall de Laguar, debido a que algunas grandes compañías la importan de países extranjeros. Pese a ello, el turismo rural parece estar compensando esta bajada de ingresos, con una buena oferta de alojamientos, con hoteles rurales, casas rurales y campings.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de MiniMoon (@minimoon.photo) el

7. Barranco del Infierno.

El abrupto barranco del Infierno, o de l’Infern, llega a La Vall de Laguar desde la población de la Vall de Ebo, ambas en la Marina Alta, y recoge las aguas del río Girona, que durante la mayor parte del año discurren bajo la gruesa capa de cantos rodados. En numerosos puntos del barranco existen abrigos y pequeñas cuevas, cuyo interior alberga pinturas rupestres correspondientes al arte levantino, esquemático y macroesquemático. Sobre todo senderistas, pero también barranquistas y escaladores frecuentan el barranco del Infierno cada fin de semana, debido a los espectaculares paisajes y rutas que el entorno ofrece. Una de las rutas más conocidas es la señalizada como PR-CV 147, es de tipo circular y es coloquialmente llamada La Catedral del Senderismo. Esta exigente ruta recorre más de seis mil escalones de piedra que, según se cree, habrían sido construidos por los moriscos, siglos atrás, para acceder a las tierras agrícolas que les fueron asignadas tras la Conquista cristiana. También la espeleología tiene cabida en el barranco del Infierno, pues en el entorno existen cuatro simas, o avencs, que alcanzan los 130 metros de profundidad.

8. Sierra de El Cavall Verd.

La Vall de Laguar fue el último reducto de resistencia de los moriscos rebeldes valencianos, previamente a ser expulsados de forma definitiva al norte de África, en los albores del siglo XVII. Esto ocurrió tras el decreto de Felipe III de 1609, según el cual ordenaba la expulsión de todos los moriscos. Numerosos moriscos rebelados se oponían a abandonar la Península, que por entonces era su tierra natal, y resistieron durante algún tiempo en diferentes áreas y pequeñas regiones, para ser final e inevitablemente derrotados. En las abruptas sierras y barrancos de La Vall de Laguar se refugiaron los últimos moriscos sublevados del Reino de Valencia, aunque finalmente corrieron la misma suerte que los anteriores, siendo vencidos en noviembre del año 1609, en lo alto de la sierra del El Cavall Verd. Aquellos que consiguieron sobrevivir fueron conducidos, en diferentes barcos, a numerosos rincones del norte de África, donde no fueron precisamente recibidos con los brazos abiertos.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Sendas y Leyendas (@sendasyleyendas) el

Senderismo en La Vall de Laguar.

  • PR-CV 147, La Catedral del Senderismo: Se trata de una ruta circular, de unos 14,5 kilómetros de longitud y dificultad media. Se completa en menos de 5 horas, a buen ritmo, aunque hay que tener en cuenta que se ascienden y descienden continuamente numerosos escalones de piedra. Más info.
  • PR-CV 181, Felix – Penyó Roig: Se trata de una ruta larga, de 25 kilómetros de longitud y unas 11 horas de duración, de dificultad alta. Pasa por numerosas fuentes y asciende a la Penya Alta (847 msnm) y al Penyó Roig (793), entre otros rincones. Más info.
  • Vuelta a la Laguna: Ruta circular desde Benimaurell, de unos 8 kilómetros, dificultad media y unas 3 horas de duración. La Laguna consiste en una cubeta cársitca situada en medio del trayecto que, tras lluvias torrenciales, se convierte en un humedal. Más info.
  • Sierra de Garga: Ruta circula de 6,5 km de longitud, dificultad media y 2 horas y media de duración. Más info.
  • Bajada al estrecho de Ísber: Ruta circular desde Campell, de 6 km, unas dos horas de duración y dificultad media. Esta ruta llega a la presa d’Ísber (o Isbert) pasando por lugares como la Font del Gel, Toll Blau, Torre de la Casota o Castell de les Atzavares. Más info.

La Vall de Laguar con niños.

Si bien las rutas más exigentes, como las citadas PR-CV 147 y 181, pueden resultar pesadas y algo difíciles para hacer con niños, en La Vall de Laguar existen otras opciones para toda la familia. Entre las actividades imprescindibles cabe destacar la bajada al lecho del barranco del Infierno desde Fleix, siguiendo las indicaciones del PR-CV 147, para regresar por el mismo camino. Se trata de una ruta con un fuerte desnivel y con escalones, pero de poca longitud y con increíbles paisajes. Pasa, además, junto a un antiguo lavadero y por un agujero en la roca, que es necesario atravesar para seguir la ruta hacia el barranco. Asimismo, la bajada a la presa d’Isbert o una visita al núcleo de Fontilles son otras de las actividades aptas para hacer con niños. Eso sí, sin carritos.

¿Dónde alojarse en La Vall de Laguar?

En el conjunto de pueblos de La Vall de Laguar encontramos varios alojamientos donde pasar un fin de semana o varios días. Además de casas rurales, en La Vall de Laguar hay un acogedor camping e, incluso, un confortable hotel rural:

  • Camping & Bungalows Vall de Laguar: Se encuentra a muy poca distancia de Campell, a 340 metros sobre el nivel del mar, y cuenta con 60 parcelas de diferentes tamaños y sombra de árboles. Asimismo, dispone de bungalows y casas de madera. Más info.

  • Hotel Restaurante Alahuar: Se encuentra a las afueras de Benimaurell y cuenta con nada menos que 4 estrellas. Dispone de amplias habitaciones decoaradas con muy buen gusto en un sencillo estilo rural. Más info.

  • Casa Rural La Casota: Este alojamiento rural se encuentra junto al pueblo de Fleix, enclavado en una finca agrícola. Cuenta con diferentes casas, piscina y un antiguo riurau, rehabilitado y acondicionado para habitaciones. Más info.
  • Casa Rural Ca La Clara: Se encuentra en el pequeño pueblo de Campell y consiste en una antigua casa de 3 plantas, entre las que se distribuyen las zonas comunes y las 4 habitaciones de las que dispone. Más info.

¿Qué ver cerca de La Vall de Laguar?

  • Cueva de las Calaveras: Se encuentra a unos 20 minutos de Fleix, dirigiéndonos hacia la costa y junto a la población de Benidoleig. Está abierta al público, musealizada y a un precio 3,90 euros, y se pueden visitar unos 440 metros de gruta que el agua y el tiempo han horadado en las entrañas de la tierra.
  • Cueva del Rull: Se encuentra a unos 40 minutos de Fleix, en La Vall d’Ebo y, tal como la cueva anterior, se encuentra abierta al público y en su interior se pueden observar espectaculares formaciones geológicas. Más info.
  • Parque Natural del Marjal de Pego-Oliva: Está situado a unos 30 minutos de La Vall de Laguar, dirección a Gandía, y constituye uno de los humedales más importantes de la Comunidad Valenciana, con una extensión de 1253 hectáreas donde encontramos una gran biodiversidad, en torno a los dos ríos principales que recorren el marjal: el Bullent y el Racons.
  • Parque Natural de El Montgó: Se encuentra a unos 40 minutos de Fleix, entre las ciudades de Dénia (al norte) y Jávea – Xàbia (al sur), frente al mar Mediterráneo. El área protegida de este parque supera las 2100 hectáreas y se eleva hasta los 753 metros de altitud sobre el nivel del mar. Asimismo, cuenta con más de 650 especies de flora y, tocando las aguas del mar, encontramos las espectacular Cova Tallada, que tiempo atrás fue utilizada para la extracción de piedra tosca.
Cova Tallada (Jávea – Xàbia).
  • Dénia y Jávea: Se encuentra a unos 35 y 40 minutos de La Vall de Laguar, respectivamente, y en sus centros históricos podremos observar antiguas casas señoriales construidas durante los buenos tiempos de la producción de la uva pasa, entre finales del siglo XIX y principios del XX. Qué ver en Jávea.
Plaza en el casco antiguo de Jávea.
Plaza en el casco antiguo de Jávea.

916 views.

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies