Ruta de los 11 Castillos del Vinalopó (Alicante)

Ruta de los 11 Castillos del Vinalopó (Alicante)

La ruta de los Castillos del Vinalopó recorre las fortalezas que, tiempo atrás, delimitaban los territorios de las Coronas de Castilla y Aragón.

Actualizado el 29 de octubre de 2020.

El río Vinalopó

El río Vinalopó recorre, nada menos, que 81 kilómetros de la provincia de Alicante, aunque su nacimiento se encuentra en Bocairent (Valencia), en el Racó de Bodí, pero recibiendo el mayor aporte de agua del surgimiento conodico como la Font de la Coveta (también en Bocairent), en pleno Parque Natural de la Sierra de Mariola.

La Font de la Coveta es popularmente conocida como el nacimiento del Vinalopó (sin serlo realmente). Esta queda a muy poca distancia del núcleo de Banyeres de Mariola (Alicante) y, en su camino hacia la costa, el río pasa por numerosas poblaciones como Biar, Villena, Sax, Elda, Petrer, Monóvar, Novelda, Monforte del Cid, Aspe o Elche, y se queda a muy poca distancia de Santa Pola. Las fortalezas de estos municipios son conocidas como los Castillos del Vinalopó, y se engloban en la popularmente conocida como Ruta de los Castillos de Alicante, o Ruta de los Castillos del Vinalopó.

En la actualidad, el río Vinalopó no desemboca de forma directa al mar, pues vierte sus aguas al azarbe de Dalt (de arriba), el cual comunica los parques naturales de El Hondo de Elche – Crevillente y Salinas de Santa Pola. Asimismo, cuando el Vinalopó cruza Beneixama se reduce notablemente su caudal, debido a que sus aguas se utilizan para el regadío. Aun así, el río Vinalopó cuenta con dos pequeños afluentes en Banyeres (río Marjal) y Aspe (río Tarafa), y recoge diferentes afloramientos de agua, aunque en su mayoría son de tipo salobre.

La ruta de los Castillos del Vinalopó aquí propuesta conviene dividirla en varios días (o fines de semana), con la finalidad de visitar tanto el castillo como la población correspondiente, de forma detenida y sin prisas.

Castillo de Banyeres de Mariola

En Banyeres de Mariola encontramos el primero de los Castillos del Vinalopó, ya que es el más cercano a su nacimiento. En esta población, que es la situada a mayor altitud de la provincia de Alicante (830 msnm), se erige un castillo de origen almohade, datado hacia los siglos XII-XIII, cuyo interior alberga el Museo Festero de Moros y Cristianos, así como la sede de la Asociación Española de los Amigos de los Castillos.

Puedes consultar el horario del Castillo de Banyeres en la web de información turística de Banyeres.

Castillos del Vinalopó: Castell de Banyeres de Mariola.
Castillo de Banyeres de Mariola.

Castillo de Biar

La segunda fortaleza de la Ruta de los Castillos del Vinalopó se encuentra en Biar, la cual fue declarada Monumento Nacional en el año 1931 y construida hacia el siglo XII. La Torre del Homenaje de este castillo destaca por sus 17 metros de altura, sus tres pisos y, sobre todo, por la bóveda nervada de origen almohade que encontramos en su interior, siendo los castillos de Biar y Villena los únicos edificios militares, de la Península Ibérica, que cuentan con esta característica bóveda.

Puedes consultar el horario del Castillo de Biar en la web de turismo de Biar.

Castillos del Vinalopó: Biar.
Castillo de Biar.

Castillo de Villena

Siguiendo el curso del río, a continuación encontramos el Castillo de Villena, conocido como Castillo de la Atalaya. Fue declarado Monumento Histórico Artístico en el año 1931 y, sin lugar a dudas, es una de las fortalezas mejor conservadas y más imponentes de la Ruta de los Castillos de Alicante. El Castillo de la Atalaya fue erigido hacia los siglos XI y XII. En su muralla exterior encontramos un total de doce torreones y, en su muralla interior, encontramos una portentosa Torre del Homenaje, con dos interesantes bóvedas de tipo almohade.

Puedes consultar el horario de visitas en la web de turismo de Villena.

Castillos del Vinalopó: Castillo de la Atalaya (Villena).
Castillo de la Atalaya (Villena).

Castillo de Castalla

El Castillo de Castalla se encuentra a poco menos de 14 kilómetros del cauce del río Vinalopó, hacia el este. Esta fortaleza fue construida hacia el siglo XI sobre diferentes restos de épocas pasadas y, entre los siglos XIV y XVI, fue sometido a notables reformas bajo dominación cristiana.

Puedes ver más información en la web de turismo de Castalla. Para visitar el castillo, es recomendable contactar previamente.

Castillos del Vinalopó: Castalla.
Castillo de Castalla.

Castillo de Sax

El curioso castillo de Sax fue construido en el siglo XIV, sobre los restos de un castillo almohade datado hacia el siglo XII, en la parte más alta de una irregular atalaya. En la actualidad, del castillo destaca tanto su muralla en pendiente como sus dos torres, con gruesos muros de unos 2 metros de espesor.

Puedes visitar el Castillo de Sax, previa reserva en la web del Ayuntamiento de Sax.

Castillos del Vinalopó: Sax.
Castillo de Sax, visto desde la sierra de Camara (Elda).

Castillo de Elda

Desafortunadamente, este es uno de los Castillos del Vinalopó que se encuentra casi derruido, aun habiendo sido sometido a diferentes restauraciones para conservar aquello que aún se mantiene en pie, como es parte de la muralla y una torre semicircular. El Castillo de Elda data de época árabe y fue erigido entre los siglos XII y XIII.

Más información sobre el Castillo de Elda en la web de turismo de Elda.

Elda-Castillo
Castillo de Elda.

Castillo de Petrer

Esta es otra de las fortalezas incluidas en la Ruta de los Castillos del Vinalopó declarada Monumento Histórico Artístico de Interés Nacional, en el año 1983. El origen del actual Castillo de Petrer se remonta al siglo XII.

La visita al Castillo de Petrer se puede hacer junto con la ruta histórica, según se indica en la web de turismo de Petrer.

Castillo de Petrer
Castillo de Petrer.

Castillo de la Mola (Novelda)

El Castillo de Novelda es popularmente conocido como Castillo de la Mola. De este Castillo del Vinalopó destaca, sobre todo, una curiosa torre de planta triangular. Esta fortaleza fue construida hacia el siglo XII y fue declarada Monumento Nacional en 1931. Asimismo, se encuentra junto a un extravagante templo cristiano: el Santuario de Santa María Magdalena, de tipo modernista y con cierto recuerdo al estilo de Antonio Gaudí.

Puedes ver más información y horario de visitas en la web de turismo de Novelda.

Novelda
Castillo de la Mola, junto al Santuario de Santa María Magdalena.

Castillo del Río (Aspe)

En la población de Aspe, pero algo alejado del núcleo urbano, encontramos los restos del Castillo del Río (o Castillo del Moro). Esta fortaleza data del siglo XII y, según las investigaciones, se cree que en realidad fue un poblado amurallado. Actualmente se encuentra derruido casi en su totalidad, aunque aún se pueden distinguir fácilmente algunas de las doce torres con las que contaba el recinto. Asimismo, en Aspe y junto al río Tarafa podemos ver los basamentos del Castillo de Aljau (Aspe el Nuevo), que fue erigido tras el abandono del Castillo del Río (Aspe el Viejo).

Puedes consultar más información en la web de turismo de Aspe.

Castillos del Vinalopó: Castillo del Río (Aspe).
Castillo del Río (Aspe).

Palacio de Altamira (Elche)

En el mayor palmeral de Europa, Elche, encontramos el castillo conocido como Palacio de Altamira, o Alcázar de la Señoría, a muy poca distancia del río Vinalopó. La configuración actual de esta fortaleza se remonta al siglo XV, con reformas y elementos constructivos añadidos posteriormente. Según las investigaciones, fue erigida aprovechando una torre de uno de los vértices de la antigua muralla almohade, datada hacia el siglo XII.

Puedes visitar el Palacio de Altamira junto con el MAHE (Museo Arqueológico y de Historia de Elche).

Castillos del Vinalopó: Palacio de Altamira (Elche).
Palacio de Altamira (Elche).

Castillo de Santa Pola

Como se indica al principio de este artículo, el río Vinalopó vierte sus aguas al azarbe de Dalt, a muy poca distancia de Santa Pola y, por tal motivo, incluimos la fortaleza de esta población en la Ruta de los Castillos del Vinalopó. Originalmente, Santa Pola fue el Portus Ilicitanus, es decir, el puerto de Ilici (el Elche romano), aunque el Castillo-Fortaleza de Santa Pola no fue construido hasta el siglo XVI, sobre los restos de la Torre del Port del Cap de l’Aljub.

Los basamentos de esta antigua torre aún se pueden ver en el interior del actual castillo, el cual se utilizó como hospital, casa consistorial y, ocasionalmente, como plaza de toros. Asimismo, hasta 1967 algunas familias habitaron en su interior, y fue uno de los últimos lugares que los moriscos ilicitanos pisaron antes de ser expulsados, en 1609, al continente africano.

Puedes visitar el exterior del Castillo de Santa Pola y el patio de armas a cualquier hora. Además, en el interior del castillo encontramos el Museo del Mar y el Acuario Municipal.

Castillo de Santa Pola.
Castillo-Fortaleza de Santa Pola.

Algunas de las imágenes pertenecen a Andrea Lluch, de Gluubo.


Enlaces de interés:
26 lugares históricos que ver en Elche.
8 lugares básicos que ver en Santa Pola.

Compártelo:
Adán Agulló

Adán Agulló

Apasionado de la montaña, el senderismo y el patrimonio cultural. Autor de los libros Sendas y Leyendas de Alicante, Rutas con historia por el entorno de Elche y Paseos con historia por la costa de Alicante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies